El perro fue encontrado en un parque de Virginia y su cuerpo sin vida fue recogido por el Richmond Animal Care and Control, que lo llamó ‘Tommie’, para así empezar la batalla legal contra el joven, publica The New York Times.

El refugio compartió una imagen que muestra a ‘Tommie’ cubierto con vendas y yesos mientras abriga a un animal de peluche. El pitbull duró un par de semanas en cuidados intensivos y, lastimosamente, murió a pesar de los esfuerzos de los veterinarios, explica el mismo medio.

El caso provocó indignación generalizada y generó, además, donaciones por miles de dólares para el refugio de la ciudad.

El departamento de policía también indicó que Jyahshua A.  Hill también tiene prohibido poseer animales de por vida, finaliza el rotativo estadounidense.