Howe, fotógrafo profesional y que había trabajado para diferentes revistas internacionales captando los lugares más lindo del mundo, contó su historia a la BBC.

De acuerdo con el relato del británico a ese medio, viajó a inicios de los 2000 en busca de nuevos desafíos y quiso contar, a través de sus fotos, el fuerte conflicto armado que vivía en esa época Colombia. Primero documentó campamentos guerrilleros (Farc) y luego se trasladó a la frontera con Ecuador para fotografiar a paramilitares.

Aunque para ese momento ese grupo ya se había desmovilizado, en la zona a la que llegó había integrantes de una Bacrim, que continuaba ejerciendo control político además de dedicarse a la extorsión y el narcotráfico, detalla ese medio.

En sus primeros días en la zona, que BBC no identifica con exactitud, fue que quedó flechado por una mujer. “Tenía que cambiar de autobús, cuando vi a una chica haciendo fila por un café… Nos sonreímos, intercambiamos algunas palabras y nos dimos cuenta de que íbamos a tomar el mismo autobús… Hubo una conexión inmediata. Ella hablaba, se reía mucho. Era atractiva”, contó Howe al rotativo inglés.

La colombiana le dijo que se llamaba Marilyn y que su papá tenía un bar donde se encontraban paramilitares y miembros del Ejército. Por ello, la mujer lo invitó a quedarse en su casa. Cuando le preguntaron si supo que tenía relación con ese grupo armado, respondió: “No, para nada. No había ninguna señal de que ella estaba conectada con los grupos paramilitares. Y si en algún momento lo mencionó, claramente no lo entendí“, relata BBC.

El fotógrafo contó que con el correr de los meses, se enamoró de Marilyn: “Estaba totalmente enamorado de toda la situación. Enamorado de la persona que creía que era. En ese momento no tenía idea de lo que hacía“.

Jason Howe seguía quedándose en la casa de Marilyn, que vivía con sus papás, y por ello decidió irse a vivir a un hotel cercano, donde la colombiana lo visitaba constantemente e incluso de quedaba en las noches.

La relación había crecido y se llevaban muy bien, sin embargo, una noche llegó la confesión de Marilyn: “Me dijo que era un miembro activo de los paramilitares, que antes usaba uniforme, y que había estado luchando en la selva, que ahora era parte de una célula urbana y su trabajo era eliminar informantes. Se había convertido en una asesina… Su objetivo era espiar o eliminar objetivos. Tenía varias pistolas, una en la casa y otras escondidas en la ciudad, para no tener que pasar ningún puesto de control cargando un arma… Me dijo que había matado gente con cuchillos, o que los había inyectado con jeringas para causarles un embolismo“, contó el fotógrafo al mismo medio.

A pesar de la macabra relevación, Howe decidió continuar con Marilyn porque no lo vio “tan chocante”. Sus meses de experiencia viviendo el conflicto armado de Colombia le habían demostrado que muchos que intervenían en este eran personas “normales”. “”Todos sabemos que el conflicto en Colombia se trata de asesinatos. En ese momento no me sentí tan crítico. La vi como una víctima de las circunstancias”, dijo.

Pero lo que lo hizo cambiar sus sentimientos por Marilyn fue saber que ella seguía matando, pero no por una causa sino por dinero. Y cuando le cuestionó que hacía con la plata, él creía que la invertía en lo mejor para su hija, le dijo que compraba “jeans, maquillaje y esas cosas”. Ahí fue cuando pensó que no podía seguir relacionado sentimentalmente con una “asesina”. “En el momento en que descubrí que ella mataba gente por unas pocas libras, mi empatía se evaporó”, publica BBC.

Jason Howe terminó su noviazgo con la colombiana y se fue a Bagdad. Un año después de la última vez que la vio, cuenta, recibió un correo de Marilyn en el que le contaba que quería salirse de la Bacrim, pero que sabía que no era nada fácil.

Hoy se arrepiente de haberle respondido de una manera “indolente”, pues al tiempo regresó a Colombia para tratar de ayudarla pero se encontró con la triste noticia, para él, de que Marilyn había sido asesinada. “Los paramilitares la apedrearon, acusándola de ser una informante”, finaliza BBC.