El hombre fallecido fue identificado como Ivan Klyucharev y, según cuentan sus cercanos, quería ser como el mago ‘Houdini’. Eduard Karpov, un excursionista, encontró el esqueleto en un bosque del distrito de Shatúra (Rusia) y alertó a las autoridades, publica el diario The Sun.

La versión principal de los investigadores de la policía es que el fanático de las habilidades de supervivencia quiso recrear un truco de escape, pero salió mal y murió después de salir de un viaje en mayo de 2017, explica el diario inglés, que cita un medio ruso.

Sin embargo, no descartan que se haya tratado de prácticas sexuales y que pudo haber muerto grabando un “experimento sadomasoquista”. Por ello, están analizando todas las evidencias, detalla el mismo diario.

Incluso, otra línea de investigación es que Klyucharev fue asesinado, y la escena del crimen fue preparada para que pareciera que murió en un extraño accidente, como lo creen algunos de sus amigos más cercanos, amplía The Sun.

“Se ha establecido que el hombre era miembro de una comunidad que practicaba habilidades de supervivencia en condiciones extremas… El análisis forense ha sido ordenado para establecer la causa exacta de la muerte”, indicaron los investigadores.