Fue el periodista y exalcalde de El Hatillo (Caracas) David Smolansky el que divulgó la información, y dijo que los fallecidos son unas 19 personas entre adultos y jóvenes que aparecieron en zona fronteriza de Venezuela y Trinidad y Tobago, que salieron debido a la crisis en su país.

“Hay mujeres y menores de edad entre los venezolanos que fallecieron tratando de huir del régimen y habiendo sido devueltos por Trinidad. Naufragaron y fueron encontrados flotando cerca de la costa de Güiria”, escribió Smolansky en su cuenta de Twitter.

El también comisionado de la Secretaría General de la OEA aseguró que familiares de quienes murieron en el naufragio habían denunciado que el bote en el que viajaban habría desaparecido desde el pasado 6 de diciembre, y detalló que al parecer “fue devuelto de la isla” en donde no se les permitió su ingreso.

“Se han encontrado cadáveres flotando en el mar, muy cerca de las costas venezolanas”, agregó Smolansky, y dijo que aunque tiene imágenes del hallazgo prefiere no publicarlas por respeto a las familias.

A esta denuncia se sumó la dirigente venezolana Rocío San Miguel, presidenta de la asociación Control Ciudadano, que compartió un mapa del recorrido que hicieron estas personas “buscando libertad” y “huyendo de Venezuela en forma insegura”.

Medios como NTN24 recogieron esta información para alertar sobre una nueva “tragedia en altamar”, ya que hasta el momento las autoridades venezolanas no se han referido al caso.