De acuerdo con el portal local News.com.au, que cita al diario The Advertiser, la mujer fue atacada fatalmente por el animal cuando recogía huevos del gallinero, ubicado en la parte trasera de su casa.

Según los informes forenses, el gallo pinchó una vena varicosa con su pico, haciendo que sangrara profusamente. La australiana tenía otras lesiones, pero la principal causa de su muerte fue el sangrado que no pudo detener, explica el mismo medio.

El experto forense Roger Byard, de la Universidad de Adelaide, habló con The Advertiser, y señaló que hubo, recientemente, un caso parecido después de que un gato rasguñó la pierna de otra señora.

Estoy tratando de que las personas mayores que tienen venas varicosas sean tratadas con una operación simple porque son especialmente vulnerables a romperse“, dijo Byard a The Advertiser, citado por News.com.au.

(Este caso) hizo darnos cuenta de cuán vulnerables son los ancianos, (las venas varicosas) son muy fáciles de dañar“, añadió el forense.