De acuerdo con ABC Newsla explosión ocurrió en una zona residencial de la capital Honiara y la policía intenta averiguar por qué había explosivos en un bloque de apartamentos.

Los fallecidos estaban en la isla tratando de localizar municiones sin explotar de los tiempos de la Segunda Guerra Mundial en el marco de un proyecto de la ONG noruega, que suspendió sus actividades en la zona tras el suceso.

Según los informes, la explosión de la bomba se pudo escuchar hasta a 5 kilómetros de distancia, agrega el medio local.

Per Nergaard, subsecretario general de NPA, confirmó la identidad de las víctimas. Se trata de Trent Lee, de Australia, y Luke Atkinson, de Gran Bretaña, murieron en el “trágico accidente”.

“Nuestra principal prioridad ahora es ofrecer asistencia a familiares y colegas, y aclarar lo que sucedió”, dijo Nergaard, citado por ABC y agregó:

“Las actividades de NPA en las Islas Salomón se han suspendido temporalmente, y NPA está trabajando junto con la Real Fuerza de Policía de las Islas Salomón, que está investigando el incidente”.

Los empleados de Ayuda Popular Noruega y escuadrones de eliminación de bombas han estado en Honiara para limpiar bombas antes de los Juegos del Pacífico en 2023, finaliza ese rotativo.