A Guaidó le falta carácter, liderazgo, conocimiento, profundidad y peso propio para gravitar. Tal vez por eso ha dejado todo en manos de los norteamericanos, como si estos fueran a ser los grandes salvadores de los venezolanos”, aseveró la periodista en ese periódico.

Pero lo que resalta Ochoa es que Guaidó no solo está haciendo las cosas peor que antes, sino que al parecer sufre de una especie de ceguera política y estratégica, que ha limitado sus principales iniciativas y que además reflejan que todavía no sabe lo que está en juego, más allá de Venezuela.

Si Trump está apoyando a Guaidó, es única y exclusivamente porque le da réditos electorales en la Florida, un estado definitivo en su reelección del año 2020”, sostuvo la periodista que también considera a Cuba como el gran titiritero detrás de Nicolás Maduro y el terror de las fuerzas militares de ese país.

“Si Maduro cae, entonces el régimen cubano perdería unos 150.000 barriles de petróleo al año. Eso es 2.000 millones de dólares anuales, que son esenciales para mantener a flote la frágil economía cubana. Porque sin petróleo no hay transporte, ni energía ni turismo. Y la Revolución moriría de inanición”, subrayó la columnista y comentarista de actualidad de Blu Radio.

Pero también señala que Juan Guaidó, actual presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, se ha mostrado “débil y vulnerable”, no ha podido convencer al Ejército y su círculo más cercano ya empezó a sufrir los embates del régimen de Nicolás Maduro.

Le capturaron a su mano derecha y lograron su inhabilidad para ocupar puestos públicos por 15 años”, recordó Paola Ochoa que considera que los efectos más extendidos de la flaqueza de Guaidó también afectarán a los colombianos.

“Conclusión: A Juan Guaidó le quedó grande la transición en Venezuela. Y a Colombia le tocará pagar los platos rotos de ese fracaso, con un millón de migrantes nuevos durante el próximo año”, puntualizó la columnista.