El suceso ocurrió el pasado miércoles 21 de abril, día en el que más de 200 personas fueron aparentemente vacunadas contra la COVID-19, pero ahora las autoridades alemanas buscan a 6 que recibieron, en cambio, la solución salina.

La enfermera reconoció que quiso tapar su error por miedo a ser sancionada y señaló que sustituyó las vacunas luego de que dejó caer una ampolla (que contenía 6 dosis). Luego, detalló, pasó las nuevas jeringas con la sustancia al doctor encargado de vacunar a las personas que llegaron a un centro médico de Frisia.

Todo se conoció después de que la enfermera se lo confesara a un colega, que a su vez se lo comunicó a las autoridades del distrito alemán. Ahora, la mujer está bajo investigación por un posible delito, agrega el comunicado.

Ahora, están en la tarea de identificar a las personas que en realidad no recibieron la vacuna de Pfizer-BioNTech contra la COVID-19y por el contrario fueron inoculados con la solución salida. Todos los que fueron ese día a vacunarse tendrán que someterse a pruebas de anticuerpos para determinar quienes deberán ser inoculados. 

“Este caso es profundamente impactante y mi principal prioridad ahora es contactar a los ciudadanos involucrados y evitar que ese incidente vuelva a suceder”, dijo Sven Ambrosy, el administrador del distrito de Frisia.

Ambrosy agregó que de ahora en adelante, antes de que los doctores designados para vacunar, habrá 2 personas encargadas del manejo de las dosis y la extracción de las jeringas para que un caso como este no vuelva a pasar.