Lo único en que Sanders se equivocó fue en la hora: él había predicho que a las 10 p.m. Donald Trump saldría a cantar victoria, y el presidente lo hizo a las 12 de la medianoche.

(Lea también: EN VIVO: resultados elecciones de Estados Unidos; por ahora, Biden le gana a Trump)

Esto fue lo que dijo Bernie Sanders hace unos días: “En la noche del martes (3 de noviembre), Trump estará ganando en Michigan, Pensilvania, en Wisconsin, y aparecerá en televisión diciendo: ‘Gracias, estadounidenses, por reelegirme. Todo terminó, que tengan buen día’”.

Luego, Sanders siguió con la hipótesis que se tornó en realidad: “Luego, al día siguiente, cuando se hayan contado todos los votos por correo, resulta que Joe Biden gana en esos estados, y en ese momento Trump saldrá a decir: ‘¿Si ven? Yo les dije que todo este asunto era fraudulento. Les dije que esas balotas por correo eran fraudulentas y no vamos a abandonar nuestro cargo”.

El siguiente es el video en el que Bernie Sanders predice la reacción de Trump, tal como sucedió:

En la charla con Jimmy Fallon en el programa Tonight Show, Bernie Sanders dijo sentirse muy preocupado por este hecho, como lo deben estar millones de estadounidenses.

En la mañana del miércoles 4 de noviembre, Donald Trump tuiteó precisamente eso, que no se explicaba cómo de la noche a la mañana se había dado la vuelta a las elecciones (porque ahora va perdiendo) y culpó a las balotas por correo, que en realidad explican el cambio de tendencia, pues los electores demócratas tienden a votar por correo, mientras que los republicanos lo hacen presencialmente.

El fenómeno de ver que Trump se ponía al frente el día de elecciones y después la tendencia cambió en su contra se conoce como “espejismo rojo”, según la BBC, es decir, una aparente realidad que termina no siéndolo, y que muchos analistas advirtieron antes de las elecciones, lo que habría llevado al mismo Trump a cantar victoria antes de tiempo.

Este es el trino en el que Trump, con un tono distinto, denuncia fraude: