El portal The Week bromea con que si el pulpo Paul pudo predecir el resultado de 8 partidos en el Mundial de fútbol de Sudáfrica, por qué otros animales no pueden hacer lo mismo con las elecciones en Estados Unidos 2020.

Por su parte, la página Wion explica que en Rusia el oso ‘Buyan’, residente de un zoológico en Krasnoyarsk, en la región rusa de Siberia, se encontró con dos sandías con el rostro de cada candidato grabado en la cáscara, escogió la de la imagen de Joe Biden y terminó dándose un banquete con la fruta, como lo muestra el siguiente video:

Lo mismo hicieron dos tigres siberiano, uno de ellos albino, en el mismo zoológico. El albino no solo escogió la fruta con la cara de Joe Biden, sino que empezó a jugar con ella, como si fuera un gatito con un ovillo de lana, acción que luego repitió con la patilla correspondiente a Trump, aunque no consumió ninguna de las dos.

Lo interesante de esta historia es que en el caso del oso, no es un animal elegido al azar, sino que en 2016 también escogió a un candidato y acertó con Donald Trump como ganador, pero esta vez le ‘apostó’ a su rival, el demócrata Joe Biden.

“Aunque Buyan lo escogió en 2016, Donald Trump jamás lo llamó a agradecerle”, dice en broma Andrei Gorban, director del zoológico, citado por Wion, que recuerda que para las elecciones del 2016 otro animal, un pulpo en el Reino Unido, también ‘escogió’ a Trump como ganador.

The Week también se refiere a una infinidad de síquicos humanos que han lanzado sus predicciones, la mayoría de ellos, por el candidato demócrata.