La Fiscalía de Islas Vírgenes pidió a la justicia local este miércoles que confisque los bienes del difunto financista Jeffrey Epstein, acusándolo de haber abusado sexualmente de menores en el archipiélago hasta 2019.

Esta nueva acción legal constituye un avance importante porque el administrador de activos no había sido acusado de actos posteriores a 2005.

La apelación presentada por la fiscal de las Islas Vírgenes, Denise George, es una extensión de los procedimientos penales contra el financiero, que fueron retirados después de su muerte, cubriendo un lapso de casi 20 años, entre 2001 y 2019.

En una conferencia de prensa, George dijo que Epstein había organizado una “amplia red de tráfico de seres humanos y abuso sexual de mujeres jóvenes y menores en las Islas Vírgenes”. Además, sostuvo que había información de que las presuntas víctimas más jóvenes tenían 12 años.

Para ocultar estas actividades, Jeffrey Epstein habría utilizado un montaje complejo que involucra una serie de empresas y fundaciones, detalló la fiscal.

El millonario tenía dos islas privadas en Little St. James y Great St. James, pertenecientes a las Islas Vírgenes; un territorio estadounidense que no hace parte oficial de los Estados Unidos.