Aunque la actual senadora dijo que no estuvo en “contacto cercano” con las personas infectadas con COVID-19 recientemente, la alarma no disminuyó pues el propio Biden anunció haber descubierto “hacia el mediodía” que un miembro de la tripulación de su avión había dado positivo.

Sin embargo, el exvicepresidente de Barack Obama, de 77 años, dio negativo al test que le realizaron el miércoles por la noche, por lo que decidió no interrumpir su campaña, siguiendo el consejo de sus médicos.

“Este miembro de la tripulación estaba en el avión conmigo, pero estaba a más de 15 metros de mí“, escribió el candidato presidencial demócrata en su cuenta oficial de Twitter. “Ningún miembro de mi equipo estuvo en contacto con ese integrante de la tripulación. Mis doctores me aconsejaron que no era necesario que realizara cuarentena“, añadió.

Que esto sirva como ejemplo de la importancia de llevar mascarilla y de mantener una distancia social segura”, continuó el candidato, quien ha hecho de su respeto estricto a las recomendaciones de seguridad un punto central de su campaña.

En el caso de Kamala Harris, los positivos por COVID-19 también se dieron en un miembro de la tripulación de su avión, pero también en su directora de comunicación, informó más temprano la gerente de la campaña de Biden, Jen O’Malley Dillon, en un comunicado.

Harris no necesita ponerse en cuarentena, pero en un “exceso de precaución”, mantendrá sus compromisos virtualmente y recién volverá al terreno el lunes 19, añadió, detallando que ambas personas volaron con Harris el 8 de octubre, pero los tres llevaban máscaras.

Desde entonces, la candidata se realizó dos pruebas de PCR, ambas negativas, y no estuvo en contacto con los contagiados en las 48 horas previas a que dieran positivo.

Estas noticias se conocen en medio de una campaña presidencial alterada por la pandemia de coronavirus y dos semanas después de que el presidente Donald Trump diera positivo al virus.