Al principio de la pandemia, el hombre —que tenía sobrepeso y diabetes— se abstuvo de salir a la calle, pero cuando el gobernador de California anunció que flexibilizaría las restricciones del distanciamiento social, Thomas decidió salir, informó NBC News.

Poco después de esa fiesta, un asistente a la fiesta llamó a Thomas para contarle que tenía coronavirus y que le recomendaba hacerse la prueba; el sujeto también le dijo que si bien sabía que estaba contagiado desde antes de la reunión, creyó que no infectaría a nadie porque era asintomático, indicó el medio.

“Debido a mi estupidez, puse en peligro la salud de mi madre, mis hermanas y mi familia. Esta ha sido una experiencia muy dolorosa”, manifestó Thomas, en una publicación en Facebook que hizo el pasado 20 de junio.

En seguida, le envió un mensaje al mundo para que no comentan su mismo error:

“Esto no es una broma. Si tienen que salir, pónganse un máscara y practiquen el distanciamiento social. No sean idiotas como yo”.

De acuerdo con NBC News, Thomas murió por COVID-19 el pasado 21 de junio, es decir, un día después de compartir ese mensaje, que puede ver completo a continuación:

Hombre muere un día después de enviar mensaje sobre mantener distanciamiento social.
Hombre muere un día después de enviar mensaje sobre mantener distanciamiento social.