La próxima etapa que vivirá Inglaterra llegará con la reapertura de bares, restaurantes, hoteles, peluquerías, cines y museos.

Para que los sectores de la restauración y el turismo puedan reactivarse con la llegada del verano, Johnson anunció también ante los diputados que se reducirá de dos a un metro la distancia entre personas recomendada para evitar la propagación del coronavirus.

Escocia y Gales, territorios pertenecientes al Reino Unido, sí mantendrán la distancia de 2 metros como la mínima en sus naciones, dijeron sus primeros ministros, Nicola Sturgeon y Mark Drakeford, respectivamente, según informa la BBC.

Boris Johnson, sin embargo, aclaró que todas las medidas en Inglaterra podrán ser reversibles.

Según el medio inglés, seguirán cerrados los gimnasios, las piscinas, los bares de uñas, discotecas, pistas de bolos y de patinaje cerradas, spas, sitios de masajes piercings y tatuajes y las áreas de juegos que no son al aire libre.