La colombiana, oriunda de Bogotá, concedió una entrevista a Noticias Caracol vía Skype, y ahí mostró el dormitorio de la Universidad Shendu, en la que hacía una maestría, y de la que no puede salir por orden de la institución.

En las imágenes que difundió el noticiero, García mostró un estrecho dormitorio, que en una esquina tiene un dispensador de agua. Pegado a la pared un escritorio en el que ella tiene sus objetos personales y de estudio. Frente a esa mesa, y con muy poco espacio de distancia se aprecia un armario que encima tiene la cama.

La habitación, al parecer, la compartía con otra persona más. No obstante, García explicó al medio que en el pasillo donde está ubicado su cuarto solo hay dos colombianos más y un tailandés, “el resto ya se fueron a sus países”.

Al fondo de la habitación se aprecia otro espacio, donde, se presume, estaría ubicado el baño.

La estudiante le contó al noticiero que no puede salir de la universidad sin la compañía de dos personas “que están vigilando”.

“Cuando salimos al supermercado que es como la única zona fuera de la universidad donde podemos estar, salimos con dos personas que están vigilando. Una a la entrada del supermercado y la otra está situada en la parte de las registradoras, cuando pagamos ya nuestras cosas, que está pendiente de que no salgamos al exterior del supermercado”, dijo.

En ese proceso de compra, indicó la colombiana, solo se pueden demorar una hora, y en el proceso de entrada y salida se les hace un control de temperatura.

García es una de las que espera que la Cancillería de Colombia pueda sacar de ese país, para retornar a su familia.