Después del primer pleito y varios gritos, el personal de seguridad separó al agresor y lo sentó en una esquina del establecimiento; sin embargo, una vez el sujeto acabó su comida, se abalanzó sobre los jóvenes con un objeto contundente, informó el diario La República del Perú.

“Cuando él estaba por salir, venía preparado con algo en la mano y empezó a golpearme en la cara. Por esos golpes, los médicos me tuvieron que tomar 4 puntos”, dijo uno de los hombres al medio.

La pareja del agredido contó que al verlo lleno de sangre reaccionó, e intentó alejar al sujeto. “Ahí la agarró conmigo y me empezó a pegar. Nos fuimos hacia afuera hasta que me caí al piso. No sé quién se lo llevó”, contó al rotativo.

Las víctimas pusieron la respectiva denuncia ante las autoridades a través de su abogado, e hicieron un llamado a los testigos para que les ayuden a esclarecer los hechos y que el agresor pueda ser judicializado, destacó el rotativo.