De acuerdo con el diario Daily Mail, el sujeto, de apellido Zhao, se había contactado días atrás con una pareja por medio de la aplicación de mensajería WeChat, luego de que publicó un anuncio, diciendo que no podía mantener a la recién nacida.

Zhao vendió a su hija de tan solo 3 días de nacida en 7.000 dólares (más de 23 millones de pesos colombianos) y la pequeña fue llevada por los compradores a un pueblo, ubicado a 260 kilómetros del hospital en el cual nació, explica el mismo medio.

Las autoridades chinas habían sido alertadas por los usuarios de WeChat en abril, al mencionarles sobre el anuncio de “un bebé a la venta” y gracias al video captado por las cámaras de seguridad, el hombre fue arrestado, junto a la mamá de la criatura, un intermediario de la venta y la pareja compradora, identificados como Li y Gao, detalla el rotativo británico.

La bebé fue llevado a un centro gubernamental de asistencia social para que lo cuiden mientras se hace el juicio contra sus padres, que pueden pagar hasta 10 años de cárcel por el delito de trata de niños, según la ley de China, finaliza Daily Mail.