Inmediatamente después, los atacantes se dieron a la fuga a bordo de un vehículo

“Fallecieron 15 personas y tres resultaron lesionadas”, informó en un comunicado el gobierno de Guanajuato, donde actúan poderosos grupos dedicados al robo de combustible y contra los que se ha lanzado un fuerte operativo policial y militar.

Las víctimas no han sido identificadas.

Por la noche, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo a periodistas lamentar el ataque, sobre todo “que pierdan la vida inocentes”.

El ataque se produjo unas horas después López Obrador realizara una visita de trabajo en Guanajuato, donde celebró un acto público la tarde del viernes en el que se refirió a su estrategia para combatir el robo de combustibles.

“Haya sido por mi visita o no, yo lamento que esto suceda y estamos luchando para que se pacifique el país”, dijo.

Medios locales publicaron testimonios de personas que estaban cerca del sitio, según los cuales los atacantes tenían el rostro cubierto.

Tras el ataque se produjo una fuerte movilización de ambulancias y de policías estatales en el exterior del club nocturno, localizado en una zona habitacional y comercial de la ciudad de Salamanca, de unos 140.000 habitantes.

Combate al ‘huachicol’

Por Salamanca pasa el ducto principal de la estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) en Guanajuato y es una de las zonas donde actúan bandas dedicadas al robo de combustible, delito que ha repuntado en los últimos años y que provoca cada año pérdidas a la petrolera de unos 3.000 millones de dólares.

Esta ciudad se encuentra a menos de 100 km del municipio de Santa Rosa de Lima, donde desde hace unos días policías y militares realizan un operativo contra Juan Antonio Yépez, apodado ‘El Marro’ y señalado como presunto líder de un cartel dedicado al robo de combustible.

El tráfico de gasolina robada, llamada popularmente “huachicol” y que cuesta en promedio la mitad del precio de los combustibles vendidos legalmente, también ha desatado una ola de violencia por la rivalidad entre grupos.