Mediante un comunicado de prensa, el personal sanitario del hospital alemán aseguró que Navalniy salió del coma inducido y se le retiró la ventilación mecánica. Además, indicó que el opositor ruso está respondiendo a estímulos verbales.

El centro médico, igualmente, puntualizó que todavía es muy pronto para saber cuáles serán los efectos secundarios a largo plazo que va a presentar el político, debido al fuerte envenenamiento del que fue víctima.

“Los doctores tratantes permanecen en estrecho contacto con la esposa. Después de consultarla, decidimos hacer públicos los detalles de la condición actual del paciente”, agregó la clínica en el documento.

El pasado 24 de agosto, el hospital bávaro confirmó que el principal opositor del presidente ruso, Vladimir Putin, tenía “signos de envenenamiento” en su organismo, derivados de una sustancia inhibidora de colinesterasa.

Alexéi Navalny fue trasladado desde Siberia hacia Berlín en un jet privado luego de una intensa confrontación entre sus familiares y los médicos rusos, quienes aseguraron en un principio que el colapso del político se dio producto de un desorden metabólico.

El gobierno alemán, liderado por Angela Merkel, ha manifestado en repetidas oportunidades que las autoridades de Rusia deben investigar y encontrar a los responsables de este terrible “atentado” en contra del líder opositor.

Acá, el comunicado del hospital: