Con esto se busca que las personas puedan volver a convivir en tiempos de coronavirus y se reactiven las actividades económicas.

Según France 24 horas, Claus Müller, propietario de la empresa, afirma que la demanda de su producto comenzó a finales de febrero y que muchos usuarios los necesita rápidamente pero que ellos tienen una capacidad de producción muy limitada.

En un artículo de la BBC, el hombre dijo a la revista Forbes: “Si el motivo no fuera tan triste, podríamos estar contentos”.

Los principales clientes de este escudo protector son los hospitales, las farmacias, algunos establecimientos de comercio y restaurantes alemanes; y en estos momentos se encuentran trabajando fuertemente para responder con un gran pedido que les hizo la cadena de supermercados Aldi.

La planta de procesamiento de dicha empresa familiar lleva 114 años funcionando en la ciudad de Wiesbaden.

Pero Plexiglás no es el único que está en el mercado Perspex, en el Reuni unido, es su mayor competencia, quienes también han aumentado sus ganancias considerablemente, afirma BBC.