Oscar fue diagnosticado con una forma agresiva de leucemia que degenero en un tipo de cáncer muy raro, reporta el diario The Sun, luego de que los padres del pequeño rogaran a la comunidad por ayuda.

El artículo continúa abajo

Según el medio, el niño se encuentra en una carrera contra el tiempo para salvar su vida pero primero deben encontrar al donante, una tarea nada fácil que requiere exámenes para determinar la compatibilidad entre donante y receptor.

La salud de Oscar se ha ido deteriorando tanto, que hace unas semanas ingresaba al hospital por sus propios medios y ahora no puede ni comer.

Por ahora, el hospital ha recogido las muestras de los donantes y se encuentra haciendo las respectivas pruebas, y solo cuentan con 3 meses antes de que el niño muera, si no se le realiza el mencionado trasplante, informó The Sun.