O’Globo cuenta que por toda la villa de Río 2016 hay dispersas 41 máquinas dispensadoras de condones, con leyendas escritas en portugués, inglés y español, que invitan a la ‘celebración’ con protección (Foto).

La cantidad de preservativos dispuestos para los deportistas superó por el triple a los que las autoridades designaron para los Juegos de Londres hace 4 años, afirma la publicación brasileña que se pregunta si esto es el carnaval o las Olimpiadas.

Para The Guardian, “el número de condones al servicio de los atletas sugiere que la reputación de la Villa Olímpica como un semillero de la actividad sexual es bien merecido”.

El diario inglés, que califica los de Río como los Juegos más promiscuos de la historia, recuerda que desde Seúl 1988 se permitió la entrada del látex a las justas. Al ser encontrados varios condones en los techos de las residencias olímpicas, fue anunciada la prohibición del sexo al aire libre.

Otra curiosidad que menciona O’Globo es el anuncio de la máquina dispensadora que señala los condones están “hechos de látex de la Amazonía”.

De otra parte, CNN también se refiere a la cifra récord de aires acondicionados que fueron instalados en los dormitorios de la Villa Olímpica para disipar los temores sobre el virus y el mosquito del Zika. Esto, pese a las bajas temperaturas que se prevén durante los Juegos.

Eso sí, “a diferencia de los últimos Juegos, no hay televisores en los apartamentos”, apunta el artículo que menciona que esta vez cuentan con lo básico: camas de metal, mesas de noche y armarios desechables, elaborados con material reciclado.

Lo anterior se hizo basado en la propuesta de la candidatura de Río, de realizar unos Olímpicos de bajo presupuesto, como dijo Paul Ramler— encargado de proporcionar el mobiliario de las justas desde Sydney 2000— a CCN.

En total, la Villa se compone de 31 torres de 17 pisos y posee, entre otras cosas, una cafetería abierta las 24 horas del día, salón de belleza y floristería; sin embargo, ya se han presentado quejas de las delegaciones australiana y argentina, que han preferido irse a hoteles cercanos.