Parece que Brasil le sienta bien al técnico colombiano y, al igual que en el Mundial de 2014, dio la sorpresa: los centroamericanos pasaron de segundos en su grupo y dejaron afuera a los gauchos, que siempre a donde quiera que van son favoritos al título.

Honduras y Argentina terminaron con cuatro puntos en el Grupo D, pero los centroamericanos registraron un mejor saldo de goles (0 contra -1). Antony Lozano, de penal a los 75 minutos, marcó el gol de los catrachos, para quedarse con el segundo boleto de la zona, en la que Portugal se impuso con 7 puntos. Mauricio Martínez, a los 90+3, se encargó del tanto de la albiceleste, mientras que Ángel Correa erró un penal y el arquero albiceleste Gerónimo Rulli atajó otro.

Los de Pinto chocarán el próximo sábado en los cuartos de final con el ganador de la llave C, que lideran Corea del Sur y México con 4 puntos y que esta noche decidirán su suerte.

Con AFP.