Gómez tuvo un tiempo de 1:57.47 y quedó en el octavo lugar, mientras que el estadounidense marcó 1:54.12, tiempo con el que se ubicó segundo, por detrás del húngaro Tamas Kenderesi que registró 1:53.96.

Este fue el debut del colombiano de 20 años en unos Olímpicos, y también la primera vez que enfrentaba a un deportista de la talla de Phelps. Pese a esto, el nadador nacional había manifestado que no le temía al estadounidense:

Es otro oponente, es otro rival, claro que es el mejor de todos, pero vamos a luchar”

Asimismo, el colombiano tenía grandes ilusiones para esta competencia. “Nada es imposible, sabemos que se puede”, dijo a periodistas en la zona mixta después de su serie eliminatoria previa a la semifinal.

La natación la lleva Gómez en su sangre, pues su madre integró el equipo nacional de natación, y sus hermanos, Valentina y Maicoll, nadan en Estados Unidos también a nivel de alto rendimiento.

Con AFP.