A través de su danza quiso contarle al mundo sobre la amenaza que corre su isla por el cambio climático, que ya le hizo perder la casa de su familia a causa de un ciclón.

Katoatau tuvo que llamar la atención a través de su baile, ya que un año antes escribió una carta abierta al mundo entero, sobre la que al parecer recibió poca atención.

Mientras el pesista señala que en la isla no tienen los recursos suficientes para salvarse a ellos mismos, The Guardian recordó una entrevista con el presidente de la nación, quien dijo que por el aumento de la marea, Kiribati podría desaparecer en menos de 30 años.

The Washington Post menciona que son aproximadamente 102 mil habitantes los que estarían en riesgo de quedar sumergidos.

Junto al competidor brasileño presente en la categoría de los 105 kilogramos, Katoatau fue el más aplaudido de la competencia debido a sus graciosos gestos. ¿Le prestarán la misma atención ahora que se conoce en mensaje que traía consigo?