El resultado final fue 111-107 a favor de los argentinos que aseguran el pase a los cuartos de final del torneo de baloncesto de los Juegos Olímpicos de Rio.

La emoción del encuentro respondió a las grandes expectativas puestas en el partido, en el que ambos equipos se jugaban buena parte de sus posibilidades para seguir a la siguiente fase en un pabellón lleno de aficionados brasileños y argentinos. El partido tuvo que ser llevado a la prórroga en dos ocasiones luego de que quedaran empatados primero 85-85 y luego 95-95.

 

Previendo que los ánimos no estuvieran tan caldeados por causa de la marcada rivalidad que existe entre estos países, los capitanes de cada equipo, Marcelinho Huertas y Luis Scola, antes de empezar a jugar se dirigieron a los aficionados y pidieron un partido en paz. Parece que esto surtió efecto y por el momento, no se han reportado altercados.

Con AFP