No solo tiene el título de ser el hombre con más preseas doradas en la historia de las justas, sino además es destacado por ser uno de los deportistas que más dinero gana en el mundo y que más acumula fortuna.

Los activos de Phelps, cuya primera participación en Juegos Olímpicos fue en Sídney 2000, están valorados en más de 55 millones de dólares, según The richiest. Entre ellos está uno de sus carros preferidos, el Chevrolet-Camaro que usa desde 2013.

A sus 31 años, el mejor nadador del mundo también tiene barcos y otros carros como su Mercedes-Benz SL63, una Cadillac Escalade, un BMW 760 Li y un Range Rover. El que menos vale está sobre los 70.000 dólares, según Muzul.com.

En su fortuna también cuenta con una mansión en Baltimore, Maryland (Estados Unidos).

Phelps ha sido por varios años el deportista mejor pagado del mundo. Otros medios, como mediamass, aseguran que su fortuna ya esté estimada en 215 millones de dólares.

Ese mismo medio asegura que el nadador no solo tiene entradas por la práctica de este deporte, también tiene restaurantes como la cadena “Michael el Hambriento”; un equipo de fútbol americano, los “Ángeles de Baltimore”, una marca de vodka Pure Wonderphelps – USA, y hasta una marca de perfume muy exitosa (De Michael con Amor).