Con un tiempo de 10.07, Bolt ganó la séptima de las ocho series y tratará de conquistar el oro el domingo, primero en las semifinales y después en la final.

Bolt busca en Rio su tercer triplete consecutivo en unos Juegos Olímpicos, después de haber ganado en Pekín-2008 y Londres-2012 las pruebas de 100, 200 y 4×100 metros.

El velocista que aparece como su mayor amenaza, el estadounidense Justin Gatlin, oro en los Juegos de Atenas-2004 y subcampeón del mundo en 2015, detrás de Bolt, también se clasificó con facilidad para semifinales al ganar la segunda serie, con un tiempo de 10.01.

Bolt - Pulzo.com

Una ovación se expandió en el estadio Olímpico cuando Bolt se preparaba para una prueba que finalmente fue un paseo, aunque con un arranque mediocre.

“No fue la mejor salida. Me sentí un poco lento. No estoy acostumbrado a correr tan temprano por la mañana en ningún campeonato”, señaló el jamaicano, tras el comienzo de las series sobre el mediodía.

Desde Pekín-2008, nadie ha sido más rápido y ahí están sus seis oros de testigo. Con el triplete en los 100, 200 y 4×100 metros de China actualizado en Londres, aquel niño de Kingston que se abonó a la velocidad desde la escuela desembarca en Rio para echar el telón dorado a una carrera leyenda. Quiere otro triplete, y lo quiere ya.

Consciente que no puede forzar después de la lesión muscular que tuvo al inicio de la temporada y también reservándose para la doble carrera del domingo, Bolt logró el cuarto mejor tiempo entre los clasificados a semifinales.

Con AFP