Fue el encargado de cerrar su serie después de una carrera pareja y  tuvo que apretar con todo para poder llegar en solitario a la meta e imponerse con tiempo de 37.27 segundos, el mejor tiempo de la temporada para su cuarteto.


Sorprendió el equipo de Japón, que llegó en segundo lugar a la línea de sentencia y puso a Bolt a ir a fondo para lograr el título.

La medalla de bronce se la colgó Estados Unidos con registro de 37.62 segundos.

Usain Bolt ha advertido que estos de Río pueden ser sus últimos Juegos Olímpicos; de ser así, logró el objetivo de imponerse en las 3 pruebas donde compitió durante las 3 más recientes justas (Pekín, Londres y Río), y consagrarse en lo más alto de la historia del atletismo mundial.