La anécdota, que finalizó con que la señora ya no quiso la fotografía, la relató la artista en sus historias de Instagram, donde minutos después de narrar lo sucedido grabó otros videos para quienes empezaron a criticarla por lo sucedido.

“La mayoría me da la razón, y creo que los que me dan la razón es porque nos enseñaron a pedir el favor ante cualquier cosa que queramos —yo siempre digo: ‘Por favor, me das agua. Por favor, me das. Por favor, me dices’. Siempre utilizo esa palabra porque me parece primordial; es educación—. Pero hay otros que están enojados conmigo por la respuesta que le di a la señora porque, según ellos, fui muy arrogante. ¡Perdónenme, pero una cosa es: ‘Me da una foto’, a ‘me hace el favor y me da una foto’! Siento que los que se enojaron son los que son mal educados”, expresó.

Y continuó diciendo que su explicación aplica para cualquier situación y hasta dio un ejemplo con una persona que atiende las mesas en los restaurantes. “Siempre es bonito pedir el favor y hacerle sentir a esa persona que te está atendiendo que lo respetas”, señaló la celebridad, y puntualizó:

“Un ejemplo similar es con un mesero, cuando uno va a un restaurante y dice: ‘Tráigame agua’, a decirle: ‘Hágame el favor y me trae un vaso con agua’. Es distinto, porque una cosa es pedir el favor y otra dar la orden. El mesero trabaja para el restaurante, más no es su empleado. Yo soy figura pública, pero no soy la empleada de nadie. Entonces, es más lindo cuando piden el favor, que cuando dan una orden. ¡Respeto! ¡A eso le llamo respeto!”.

Aquí un video que recopila todas las historias de Lina, desde que contó lo sucedido con la fan hasta lo que les respondió a quienes le cuestionaron su actitud: