‘Go Day Drinking’, que traduciría algo como bebiendo de día, fue el nombre de la dinámica que le propuso Meyers a la estrella pop y empresaria, quien aceptó sin saber las mezclas que tendría que llevarse a la boca.

Durante la actividad, en la que lo más curioso de la charla fue la revelación de Rihanna de que le habría gustado ser piloto, Seth inventó cocteles inspirados en algunos de los éxitos más grandes de ‘RiRi’ como ‘Diamonds’ o ‘Bitch Better Have My Money’.

De esa manera, La intérprete de ‘Work’ tuvo que probar bebidas con los siguientes nombres: ‘Under My Rumbrella’, hecha con ron y helado y decorada con muchas minisombrillas; ‘Diamonds In The Rye’, preparada con whisky y leche; ‘We Found Love In A Hostess Place’, con champaña y una tostada; y ‘Bitch Better Have My Bunny’, que también era champaña, pero servida dentro de un gran conejo de chocolate.

El segmento del ‘late show’ continuó con Seth tratando de conquistar a Rihanna en la barra de un bar, y luego ella maquillándolo a él con productos de su línea de maquillaje Fenty Beauty.

Todo se puede ver en el siguiente video, publicado en el canal de YouTube de ‘Late Night with Seth Meyers’: