Con los lanzamientos retrasados hasta la reapertura de las salas, la fecha límite para que las películas sean elegibles para los premios más importante del cine se extendió del 31 de diciembre de 2020 al 28 de febrero de 2021.

“Nuestra esperanza, al extender el período de elegibilidad y la fecha de entrega de los galardones, es proporcionar la flexibilidad que los cineastas necesitan para terminar y estrenar sus films sin ser penalizados por algo que está fuera del control de todos”, afirmó este lunes David Rubin, presidente de la Academia del Cine de Estados Unidos.

La ceremonia más seguida de la industria cinematográfica de todo el mundo, que estaba originalmente programada para el 28 de febrero de 2021, se llevará a cabo el 25 de abril del próximo año.

A pesar del anuncio del aplazamiento de la gala, la Academia todavía no ha tomado ninguna decisión sobre si seguirá siendo un evento en vivo con todas las estrellas de Hollywood o si pasará a ser una presentación virtual.

La mayoría de las salas de cine de Estados Unidos actualmente permanecen cerradas, ya que la medidas preventivas para controlar la propagación el coronavirus continúan vigentes en varias ciudades de ese país.

Los Óscar habían sido pospuestos en otras oportunidades a raíz de sucesos históricos, como la inundación de Los Ángeles en 1938, el asesinato de Martin Luther King Jr. en 1968 y el atentado contra el presidente Ronald Reagan en 1981, pero nunca por más de una semana.

La ceremonia de los premios Emmys, que homenajean a lo mejor de la televisión estadunidense, finalmente sigue programada para septiembre, mientras se debate sobre cómo va a ser el formato.