Esta vez, en lugar de ser un error evidente como ha ocurrido en el pasado, es más bien un acierto destacable, pues la fotografía final da la impresión de que todos los miembros de la familia posaron felices.

View this post on Instagram

The West Family Christmas Card 2019

A post shared by Kim Kardashian West (@kimkardashian) on

Sin embargo, la historia es otra, según contó Kim Kardashian en el ‘show’ de Ellen DeGeneres. “North estaba teniendo uno día de esos. Se negó a estar en la sesión. Estaba llorando porque quería un peinado específico, así que dije: ‘Bueno, no vas a estar en la tarjeta. Esa es la decisión’”.

Finalmente, al despertar al día siguiente, la pequeña le expresó a su mamá que sí quería estar en la foto y, por fortuna, el fotógrafo seguía en la ciudad. La fotografió junto a Kim y luego la recortó para incluirla en la foto inicial, con ayuda de Photoshop.

Este año, según reporta Us Weekly, el clan completo de las Kardashian-Jenner no hará su tradicional foto navideña por incompatibilidad de agendas, razón por la que Kim decidió hacer la suya con su familia.