Una fuente anónima dijo a la revista Billboard que los doctores pudieron acceder a su válvula cardíaca a través de la arteria femoral y se encuentra bajo observación ante la posibilidad de que pueda surgir algún tipo de complicación, como una hemorragia.

No obstante, se trató de un procedimiento poco invasivo que permite reparar la válvula sin tener que diseccionar el tórax, por lo que el periodo de recuperación de reduce considerablemente.

Jagger deberá ahora permanecer en reposo durante al menos 4 o 5 días para que la arteria pueda cicatrizar como es debido, aunque necesitará de un periodo de tiempo más largo antes de poder regresar a los escenarios.

La intervención quirúrgica tuvo lugar solo tres días después de que el medio Drudge Report diera a conocer que el británico debía someterse a la cirugía cardiaca, y tras informar los Rolling Stones de la suspensión de los conciertos en Norteamérica de su gira “No Filter”.

En un comunicado publicado el pasado sábado, la banda explicó que los doctores de Jagger, de 75 años, le indicaron que debía tratarse y no podía salir de gira “en este momento”, si bien esperan que “se recupere totalmente” de su dolencia.

Tras culminar a finales del año pasado la parte europea de la gira “No Filter”, iniciada el 9 de septiembre de 2017, los Rolling Stones se disponían a realizar entre abril y junio la segunda fase con 17 conciertos previstos en EE.UU. y Canadá.