Haciendo la salvedad de que sucedió cuando no estaba ennoviada, Jada dio detalles de esa época en su programa ‘Red Table Talk’, en el que discutió los efectos de la pornografía en las relaciones, al lado de su madre Adrienne Banfield Norris y su hija Willow.

La conductora del programa original de Facebook Watch aseguró que no lograba saciarse con estos videos y, cuando su hija le preguntó si su adicción se había dado por un tema emocional, afirmó que para entonces sentía un vacío interior que la llevó a engancharse con el porno.

Antes de pasar a la mesa roja, las tres mujeres tuvieron una conversación informal en camerino, en donde Jada también contó que alguna vez se dio cuenta que Willow ya veía pornografía cuando tenía 11 años, aunque ella se defendió diciendo que eran imágenes más artísticas que usuarios de Tumblr subían a sus páginas.

Sobre el tema central hubo opiniones variadas, pero muy alienadas sobre el uso del porno para romper barreras mentales impuestas por la familia o la sociedad, pero también el peligro de lo poco realistas que son los videos, que terminan generando falsas expectativas sobre el sexo en pareja.

El video completo se puede ver a continuación: