Así lo mostró la misma intérprete de ‘Mala mujer’ en sus historias de Instagram, en donde se pudo ver que la forma de recibir a su pareja incluyó una sesión de relajación con masajes, pues tenía dispuestas dos camillas para ese fin en una terraza.

Después del distensionante momento, Paola Jara y Jessi Uribe disfrutaron de una cena atendida siguiendo los protocolos de bioseguridad y copas amenizadas por la música de la violinista electrónica ‘Aleja’ López.

Los besos del reencuentro también se pudieron apreciar en las historias de la red social, que han sido compartidas por cuentas que replican información de famosos.

Jessi Uribe pasó varios días en Bucaramanga, en donde estaba terminando de instalar a sus hijos en la nueva casa con piscina que ya mostró uno de sus retoños en un video.