En el caso del equipo de Andrés Cepeda, Anabelle fue la niña que se quedó acompañándolo hasta el último día, quien con su carisma y su inigualable voz no solo logró conquistar noche a noche a su entrenador sino los oídos de todo un país que votó por ella para convertirla en la nueva ganadora del programa.

La pequeña esta noche no solo se llevó el título de nueva ganadora del reality, sino que el premio mayor era el poder firmar un contrato con Universal Music, para producir su primer disco y ser guiada en su carrera como cantante.

Después de varias batallas y hasta la etapa de salvaciones, el equipo de Fanny Lu se redujo a una sola persona, Maite, quien sorprendió con su gran rango vocal y luchó para llevarse el tan anhelado premio.

Aunque Leumas estuvo pendiendo en un hilo, el niño fue rescatado por Sebastián Yatra y, gracias a esto, logró conseguir un cupo en la final del programa y, aunque no ganó, pues obtuvo el tercer lugar, ya tiene su carrera asegurada.

Durante el inicio de la transmisión, Alejandro Palacio, presentador del programa, aseguró que hay un premio general para cada finalista: el programa les dará una beca completa para sus estudios universitarios.