En su cuenta de Instagram, Watson publicó tres imágenes completamente blancas, seguidas por tres completamente negras, lo que en un principio confundió a muchos de sus seguidores, pero que, viendo la grilla de sus fotos, al final queda con las negras encima de las blancas.

Sin embargo, lo que le terminaron criticando fue que en las tres imágenes negras incluyó un marco de color blanco, el cual usa en todas sus fotos de esa red social.

No obstante, sus fanáticos más cercanos la defendieron en esa y otras redes sociales:

Al final, la artista publicó otro mensaje fuerte reconociendo que hay diferencias y privilegios raciales: “Hay mucho racismo en nuestro pasado y nuestro presente que no ha sido reconocido. El supremacismo blanco es uno de los sistemas de jerarquía y dominancia, de explotación y opresión, que está estrechamente ligado a la sociedad. Como persona blanca, me he beneficiado de eso”, se lee en el mensaje.

View this post on Instagram

I stand with you.

A post shared by Emma Watson (@emmawatson) on