La pieza clave en esa reconciliación, luego de que Danna diera el primer paso tras lo sucedido en el pasado, habría sido Natasha Klauss, quien en la novela dio vida a Sarita Elizondo, la hermana de su personaje Norma Elizondo.

Por lo menos eso dio a entender Danna en una reciente publicación de Instagram, donde le agradeció a su colega por lo atenta que ha estado de ella durante la cuarentena, pues no la ha pasado muy bien ya que ha dado varias veces positivo a COVID-19.

“Tan linda Natasha que nos ha unido en esta crisis. Yo siento que desde que me enfermé y yo contacté con ellos la respuesta ha sido muy linda, sobre todo de parte de Natasha. Nos hemos escrito mensajes internamente especiales. Natasha, si tú me ves, yo te agradezco mucho todo lo que me has escrito, te agradezco mucho. ¡Es lindo!”, dijo Danna.

Luego, agregó que efectivamente ya fue incluida en el chat de los actores de ‘Pasión de gavilanes’ (donde grababa las escenas a caballo de forma particular, pues le temía a esos animales) y le causó sorpresa no ver a uno de los protagonistas.

“Y sí, tenemos un chat. Ellos tienen un chat, mis compañeros, creo que el único que no está en el chat es Mich [Michel Brown], no sé por qué, y Natasha me escribió que si me podía unir al chat y le dije: ‘Claro, cómo no me van a unir al chat’. Entonces, bueno, no me han vuelto a escribir nada, pero ahí estamos juntos en el chat”, puntualizó.

Su declaración ya no aparece en su Instagram, pero una cuenta pública la replicó, aunque en el video el audio está un poco corrido.