Aunque recordó los momentos más duros en la clínica, el instante en el que le dijeron que debían quitarle parte de su pierna, los medicamentos que debe tomar y otros detalles sobre lo que ha vivido desde que le descubrieron una masa en su área abdominal, fue otro tema el que conmovió a la periodista de Semana.

Los minutos más emotivos de la entrevista de este viernes ocurrieron cuando Daniella, que solo lloró una vez por la pérdida de parte de su extremidad, le envió un mensaje a su mamá, la que sí la hace flaquear por su amor sin límites.

“Mi mamá es mi vida. Yo no podría vivir sin mi mamá. Mi mamá es.. [se entrecorta la voz] lo más hermoso que me ha pasado. Yo, en los momentos de la UCI, cada vez que abría los ojos, ella estaba ahí para animarme, para darme esperanza, para darme fuerza. Ha sido como la persona que ha vivido y ha sufrido, como mamá, cada uno de mis sufrimientos, de mis gritos, de mis dolencias”, dijo visiblemente conmovida la presentadora, que en la misma charla reconfirmó que aceptó la propuesta que le hizo Caracol para regresar a la televisión.

Enseguida, Álvarez le dio gracias a Dios por su madre, pues para ella “una madre es lo más hermoso que nos puede pasar”, y por esa misma razón les dijo a quienes la escuchaban que valoren a las suyas. 

Y es que Daniella recordó que, como buena madre, cuando ella le pedía perdón por hacer la sufrir, le respondía que quisiera estar en sus zapatos para evitarle el sufrimiento. 

“Le pido a Dios que nunca me la quite, que siempre la pueda tener a mi lado. Que es la que me lo ha dado todo y que gracias a ella yo puedo estar hoy aquí feliz, y que me ha enseñado a ser como soy. A ella, gracias inmensamente grandes”, finalizó la exreina secándose las lágrimas.

Sus palabras, así como conmovieron a decenas de espectadores, también tocaron las fibras de Dávila, que le dijo: “La acompañamos en esas lágrimas de tanto amor, porque la verdad quienes somos mamás sabemos que eso es verdad. Nadie lo quiere a uno más que la mamá […] Ella tiene que estar muy orgullosa de usted, Daniella, […] de esa hija maravillosa, usted es un regalo de Dios para su mamá”.

Todo ese fragmento de la entrevista se puede escuchar a continuación, a partir del minuto 1:00:25: