Luego del revuelo por Kylie en el video del tema que Cardi B hace junto a Megan Thee Stallion, la famosa intérprete salió en su defensa alegando, entre otras cosas, que no todo es sobre raza, pues algunos se fueron por ese lado para criticarla, y que la invitó porque trató a su hermana e hija “adorablemente” en una fiesta de cumpleaños.

Las justificaciones de la rapera a la inclusión de la empresaria en su proyecto audiovisual se vieron en Twitter, pero minutos después desaparecieron, sin explicaciones. Sin embargo, varias cuentas, como @PopCrave, las han replicado.

Y es que, aunque parezca mentira, la solicitud hecha en Change.org para que editen a Kylie del video ya lleva más de 65 mil firmas, así el único argumento para motivar a otros a unirse sea la siguiente frase: “El video era perfecto hasta que vimos a K y quise tirar mi teléfono”.

En Twitter, Cardi B dejó el trino de un seguidor que sí parece haber entendido el talento que desplegó Kylie en el video, al lado de otros más evidentes como el baile, que hacen otras invitadas.

“Nomani bailó, ese es su talento. Kylie se pavoneó como una modelo, ese es su talento. La gente es rara”.

En el video de ‘WAP’, las mujeres, enfundadas en trajes que les quedan como una segunda piel, se van moviendo al ritmo de la música, mientras que Cardi B y Megan van rapeando, cambiando de atuendos y caminan por una casa tan lujosa como extraña, que recuerda a algunas de las escenas del libro ‘Alicia en el país de las maravillas’.

La primera de las invitadas es Kylie Jenner, quien seduce con un abrigo de leopardo, que acompaña con unas botas del mismo estampado, que le llegan hasta el muslo.

El guiño al español, un idioma que Cardi B domina a la perfección, se manifiesta con la presencia de Rosalía, quien brilla con un traje de látex rojo, en una suntuosa habitación del mismo color.

Por su parte, la actriz y rapera australiana Rubi Rose, quien se autodefine como lesbiana y de género fluido, aparece vestida como una especie de superheroina, recordando que hace unas semanas renunció a su papel de Gatúbela, en la serie de televisión ‘Catwoman’.

En el video también aparecen artistas urbanas afrodescendientes como Normani, Mulatto y Sukihana.

La canción es tan sexualmente explícita y atrevida, que Cardi B reveló que tuvo que pedirle a su equipo que la ayudara a “limpiar” la letra para la versión que acompaña el video en YouTube.

Sus fans están convencidos de que se trata del primer sencillo del muy esperado nuevo disco de la rapera de origen dominicano.

A continuación, el video que desató la polémica: