“Estás gordísima, terrible”, dice el mensaje privado que la presentadora de deportes compartió en sus historias en esa red social junto a la respuesta que le dio al usuario que se lo escribió.

“¿Qué importa si algún día me subo de peso?, ¿no soy tan humana como usted?”, contestó Guerrero, quien además grabó un mensaje en el que se quejó por los “comentarios de este tipo” y criticó a aquellos que “se sienten con derecho a decirle a uno qué está bien y qué no está bien para los ojos de los demás”.

“¿Por qué alguien se siente con ese derecho de volverme nada la moral en este momento, además, de pandemia emocional tan fuerte?”, cuestionó la comunicadora, y aclaró que en estos momentos un mensaje como el que denunció no la afecta.

Pero un comentario como ese, continuó, sí le podría hacer daño a otras personas, pues “no todo el mundo está en la capacidad de recibir esto”, en especial, según ella, en momentos en que hay tanta “carga emocional”, y comentarios sobre el aspecto físico podrían derivar incluso en depresión.

“¿Si yo no puedo resolver hoy esto que me estás diciendo, ¿qué te hace pensar que no vas a hacer que me deprima?”, añadió Andrea Guerrero en un mensaje que se convirtió en una invitación a sus seguidores a ser “empáticos”, “compasivos” y a “no naturalizar la agresión en redes sociales”.

“No sabemos quién está al otro lado del teléfono recibiendo una agresión”, concluyó la presentadora de noticias deportivas en su reflexión.