Actualmente, Alejandro Betancourt está feliz con el poliamor que tiene con Mara Cifuentes y Bella Castiblanco, pero es la primera vez que experimenta una relación de este tipo, y con dos mujeres trans.

“Se podría decir que soy pansexual… Sí, he tenido novias y novios, pero veo más allá que el físico en un mundo lleno de posibilidades. A mí me pueden gustar los ‘manes’, pero no todos, las chicas, pero no todas. Es más el ser, el espíritu”, le dijo a Vea, cuando le preguntaron si se consideraba bisexual.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Revista Vea (@larevistavea)

Aunque Alejandro se reconoció como gay cuando estaba en el bachillerato, al terminar el colegio decidió que no quería saber más de hombres y dio rienda suelta a su gusto por las mujeres. Estudiaba actuación y se convirtió en el ‘perro’ de su grupo de amigos. 

Ese estilo de vida le duró poco, porque los recursos económicos con los que contaba por esos días no le daban para invitar a cuanta chica quería, y, al contrario, terminaba desilusionado viendo cómo ellas se iban con otros hombres que les gastaban y las recogían en camionetas.

Lee También

Luego de una relación tóxica de cuatro años, esta vez con un hombre, se decidió por la abstinencia: “Estuve en celibato mucho tiempo. De repente lo rompía por algún descache y volvía”

Después de varios intentos por lograr un año completo sin sexo, a la vida de Alejandro llegaron Mara y Bella, dos mujeres que lo hicieron repensar aún más las etiquetas.

“Es mi primera relación transexual y poliamorosa, me parece muy bonito, porque fue concertado desde el inicio. Por cosas mágicas de la vida, resulté con estas dos mujeres en una isla. La relación empezó más activa con Mara, pero Isa también es una mujer increíble. De Mara me mata la cintura, Isabella tiene unas piernas increíbles, el cabello y la boca me ponen… ¡ufff!… Me cuesta creer que haya ‘manes’ que las nieguen. Me siento muy orgulloso de las dos”.

Si tiene dudas sobre qué es ser pansexual u otras orientaciones sexuales como autosexual, demisexual o sapiosexual, que definen la sexualidad de los ‘millennials’ hoy en día, aquí puede resolverlas.