Según esa organización, este análisis se llevó a cabo luego de los reportes que circularon en redes sociales esta semana y que daban cuenta de un presunto fraude con los formularios E-14. Se tuvieron en cuenta más de 13 mil formularios con tachaduras o alguna otra alteración en su diligenciamiento.

“A estos formularios se les aplicó un segundo filtro para descartar aquellos que tuvieran errores debidamente justificados por los jurados en el mismo formulario en el espacio ‘Otras constancias de los jurados de votación’, así como formularios con tachaduras que en nada afectaban el resultado electoral”, explicó la MOE, citada por El Espectador.

Entre las anomalías que se detectaron en el análisis dan cuenta de que, solo en la muestra hecha, 796 formularios tenían eliminación de votos, y más de 11 mil evidenciaban un aumento en el número.

El artículo continúa abajo

Los 70 mil votos que habrían resultado alterados representan el 2,8 % del total. Según la MOE, citada también por Noticias RCN, se recomienda el uso de dispositivos que permitan tomar copia idéntica de los formularios E14; además de la implementación de identificación biométrica para los votantes de ahora en adelante.

“Este formulario es la fuente principal de la información que le es entregada a la ciudadanía, las organizaciones políticas, medios de comunicación, autoridades de control y escrutadores”, sostuvo la Misión.