De acuerdo con el senador Richard Aguilar, con cielos abiertos el país tendría acceso sin restricciones a mercados, frecuencias para vuelos comerciales y libertad de tarifas y equipos, entre otros. “Buscamos que lleguen nuevos competidores, nuevas empresas que oferten rutas desde y hacia Colombia”.

El congresista comentó que el eje central de este proyecto es dinamizar el sector aeronáutico en el país, generando mayor oferta y demanda de los servicios de la industria; con esto, los precios de los tiquetes para vuelos internacionales bajarían y más colombianos tendrían acceso a ellos.

“Si llegan más competidores extranjeros tendríamos más disponibilidad de sillas, más tráfico de pasajeros, y fomento del turismo con conexiones directas desde Europa, Asia y Estados Unidos”, agregó el senador Aguilar a Pulzo.

Pero eso no es todo; según el legislador, si se aprueba este proyecto en el Congreso de la República, Colombia y sus principales capitales se convertirían automáticamente en un centro de conexión directa con nuevos destinos, lo que permitirá, entre otras cosas, reducir tiempos de vuelos, exportación importación y costos operativos.

“Con este proyecto buscamos una conexión directa con nuevos destinos. Queremos acabar con el monopolio (del sector aéreo) en Colombia, porque muchas rutas son acaparadas por unos pocos”, concluyó el senador Richard Aguilar.