“El año pasado, se vendieron casi 188.000 vehículos nuevos de todas las marcas en Colombia”, asegura Raúl Mier, director comercial de GM Colmotores, que ensambla e importa la marca Chevrolet, en entrevista con Pulzo.

Lo anterior quiere decir que el mercado automotor cayó un 28 % respecto del 2019 debido a la pandemia, que significó cuarentenas y restricciones a la movilidad, un 2 % menos de los que calculaba la Asociación Nacional de Movilidad Sostenible, Andemos, que calculaba un bajón del 30 %.

De ese bajón del 28 % del sector, Mier explica que las ventas de Chevrolet cayeron un 27 %, una caída de 1 % por debajo del promedio, lo que implica que les permitió aumentar su participación en el mercado a cerca del 18 %, número que se acerca bastante al pico de 19,7 % de participación que tuvo la marca en septiembre del 2020.

Chevrolet, la segunda marca más vendida en el país después de Renault, puso a rodar 33.700 vehículos nuevos en todas las categorías (automóviles, SUV y camiones) durante el 2020 gracias a estrategias de ventas remotas, que significaron un 10 % del total.

Cuántos vehículos se venderán en Colombia durante el 2021

El vocero de GM Colmotores explica que el 2021 tendrá un crecimiento de 230.000 vehículos nuevos vendidos, más o menos un aumento del 20 % respecto del 2020, aún unas 30.000 o 40.000 unidades por debajo de lo que fue el 2019, pues enero del 2021 has sido muy difícil y por lo tanto el sector está comenzando “un pasito atrás”.

“Estas cifras están muy por debajo de las 270.000 o 300.000 unidades que ha venido planeando GM Colmotores y el sector en general para el 2020, si no se hubiera presentado la pandemia”, lamenta Mier.

Mier va más allá y explica que si se tienen en cuenta los índices de motorización del país (la cantidad de autos que se movilizan por cada 1.000 habitantes), la población de Colombia y la comparación con otros países de la región y del mundo, debería ser posible vender 500.000 unidades al año, lo cual no es utópico pensar.

No obstante, llegar a esa meta tan ambiciosa cuenta con algunos escollos, como la pobre infraestructura de las ciudades y las restricciones a la movilidad (pico y placa, por ejemplo), lo que para el experto significa que el medio millón de carros en Colombia no es un objetivo que se pueda cumplir en el corto o mediano plazo.

Lo que es más realista es llegar a los 300.000 carros o más, si se recuerda que el máximo histórico de ventas de carros nuevos en el país es de 328.000 carros vendidos a mediados de la década pasada.

¿El 2021 sí es un buen año para comprar carro?

Para Raúl Mier, el comportamiento del mercado que se observó en la segunda mitad del 2020 permite suponer que sí es un buen año para adquirir carro nuevo, y tendría que ver con diferentes variables, particularmente en la compra de vehículos de nivel de entrada (los más baratos).

El primer elemento que podría inclinar la balanza hacia la compra es el de la misma pandemia, pues el carro particular se convierte en la forma más segura de movilizarse sin estar expuestos al coronavirus, como sí sucede en el transporte público: “Es un espacio seguro; es una extensión de mi casa. Yo controlo con quién voy, a quién monto, cómo lo limpio”, señala Mier, por supuesto teniendo en cuenta la capacidad adquisitiva de cada quien.

Adicionalmente, el vocero de Chevrolet señala que en los segmentos medio y alto (vehículos de mayor precio) este año se podrían concretar las ventas represadas del año pasado, es decir, aquellos compradores que teniendo el dinero decidieron aplazar la compra o el recambio de su vehículo para después de la pandemia.

La tendencia observada en la segunda mitad de 2020 es que “pasada la etapa más crítica [de la pandemia] y el proceso de recuperación de la economía, de estabilización del empleo, de regularización de los ingresos, esas decisiones de compra empiezan a aparecer”, puntualiza el ejecutivo.

El acceso a crédito también adquiere preponderancia en este proceso de cambio de vehículo.

Luz al final del túnel del segundo pico de la pandemia

“Estamos pasando por el segundo pico de la pandemia donde no contábamos con restricciones de circulación, cuarentenas, toques de queda como los que estamos viendo en general en todo el país y en particular en Bogotá, pero estamos confiados en que esta dinámica se va a revertir de febrero en adelante y, seguramente, pasando el segundo pico y manteniendo la conciencia de la protección, más la vacunación, yo creo que el resto del año vamos a tener gasolina suficiente para ir por esas 230.000 unidades”, señala el directivo.

Este es el enlace de la entrevista completa:

mauricio.romero@pulzo.com