Aplicará para aquellos empleados que no sean despedidos debido a la pandemia, informó el gobierno de Reino Unido.

Unos 7,5 millones de empleados ya se beneficiaron de esta medida, que tiene un límite salarial de 2.500 libras (2.800 euros) mensuales, aseguró el ministro de Finanzas, Rishi Sunak.

Desde el comienzo de la pandemia y el confinamiento que paralizó la economía británica el 23 de marzo, 935.000 empresas han utilizado esta ayuda del gobierno para preservar los puestos de trabajo, con más de 10.000 millones de libras en indemnizaciones, asegura el Tesoro.

Anunciado en abril, el sistema debía en un principio estar vigente hasta finales de junio. Pero el Reino Unido no comenzará su desconfinamiento hasta el 1 de junio, con escuelas primarias y algunos comercios, y “establecimientos públicos” como restaurantes o peluquerías no podrán abrir hasta julio.

Sunak había sugerido anteriormente que las ayudas para preservar el empleo se reducirían gradualmente, pero hubo numerosas llamados a mantenerlas.

Así, anunció el martes, hasta finales de julio no habrá ningún cambio” en el sistema actual.

Y a partir de agosto se añadirá “más flexibilidad” al sistema, incluyendo la posibilidad de que los empleados retomen el trabajo a tiempo parcial, y un llamado a los patrones a “compartir el coste” del apoyo salarial, que Sunak quiere mantener en el 80% del salario habitual.

AFP