Sin embargo, para Red Papaz, organización que reúne a padres y madres de familia de todo el país, esta medida es insuficiente, ya que no asegura que los domiciliarios de la plataforma se abstengan de entregar los productos a los niños y niñas que los solicitan, informó Caracol Radio.

“Esa respuesta es completamente indignante teniendo en cuenta los antecedentes que hay en ese caso. Nosotros venimos reportando este caso desde el 2016, pero la respuesta de la Policía siempre es exigirle a Rappi unos compromisos, pero pese a eso, tenemos evidencias de que siguen entregando licor a menores edad”, dijo a la emisora Angélica Claro, representante de la organización.

Claro anunció que Red Papaz está estudiando la opción de escalar el caso a instancias judiciales más altas, agregó el medio.

Los casos de compra de licor y cigarrillos por parte de menores de edad continuaron registrándose en los años posteriores; incluso, el grupo documentó el caso de un joven de 15 años que logró hacer un pedido de dos botellas de vodka en la plataforma, y le fueron entregadas sin solicitarle documento alguno, destacó El Espectador.