En ese sentido, para obtener una visa de trabajo se necesitarán capacidades específicas como hablar inglés y contar de antemano con una propuesta de empleo de un salario mínimo de 25.600 libras, que equivalen a algo más de 113 millones de pesos colombianos.

Esa cantidad se traduce en un sueldo mensual de casi 9 millones y medio de pesos, con el cambio de este 19 de febrero del 2020.

Paradójicamente, el nivel de estudios exigido fue reducido de una carrera universitaria al equivalente del bachillerato para permitir “una mayor flexibilidad”.

“Respondemos a las prioridades de los ciudadanos al introducir un nuevo sistema por puntos que hará bajar el número de inmigrantes”, declaró en un comunicado enviado el martes por la noche por la ministra del Interior Priti Patel.

Estas exigencias suscitaron preocupaciones en el seno de los servicios públicos británicos, como el de salud (NHS), que funcionan gracias a trabajadores extranjeros en ocasiones poco remunerados.

El sistema atribuirá puntos según las aptitudes, los diplomas y los niveles de salarios y tratará a los ciudadanos europeos y no europeos “por igual”. No obstante, el ministerio del Interior considera que el 70% de la mano de obra europea actual, poco cualificada, no respondería a las nuevas exigencias.

Esta medida deberá entrar en vigor el 1 de enero de 2021, al cabo del periodo de transición que comenzó tras la salida de Reino Unido de la Unión Europea el pasado 31 de enero. Estas medidas no afectan a los aproximadamente 3,2 millones de ciudadanos de la UE que han solicitado residir en el Reino Unido antes del Brexit.

Eso sí, los ciudadanos de la UE y de otros países que tengan acuerdos con Reino Unido no necesitarán visas para estancias de menos de seis meses.