Actualmente, el salario mínimo de Chile es de 400 dólares, es decir, en pesos colombianos a la tasa de cambio actual, 1’371.552; y la exigencia es que mínimo, en el marco de las reformas económicas y sociales que piden al presidente Sebastián Piñera desde el pasado 18 de octubre, suba a 660 dólares, dos millones doscientos sesenta y tres mil (2’263.064) pesos colombianos.

Por la parte de Colombia, en donde también hay exigencias al presidente Duque en materia de mejoras en el salario mínimo y en el régimen pensional, el salario mínimo está en $828.116, más el auxilio al transporte por $97.032, lo que en dólares daría 269 dólares.

De acuerdo con Dinero, el próximo 5 de diciembre se instalará la mesa de trabajo entre el Gobierno, sindicatos de trabajadores y empresarios para determinar el aumento a ese salario mínimo para 2020.

El aumento no pasaría de los 5 puntos porcentuales (siendo optimistas), lo que signifcaría que el incremento estaría entre los $44.000 y $48.000, explica la misma revista.

En ese sentido, sin que suba el salario mínimo de Chile para 2020, sería mayor a lo que reciben los colombianos, con una diferencia de más de 300.000 pesos y sí los australes logran que el gobierno de Piñera lleve ese sueldo a los 600 dólares la diferencia se aumentaría a más del doble.